Correfocs

Jugando con fuego

  El fuego, las chispas y los demonios vuelan despavoridos.

  Los Correfocs son la pieza inicial de este proyecto. Son el primer acto festivo o ritual, según se prefiera, que empecé a fotografíar. Para quienes no los conocen, es una representación casi teatral del demonio y el infierno. Los actores se visten de diablos, cargados con el fuego en las manos, jugando con él sin el menor reparo. Entra en juego los artefactos y el bestiario: representaciones de cabezas de animales, nigromantes, tortugas, aves extrañas, etc, como actores secundarios pero esenciales del mismo averno. 

  Las 'collas' se implican más o menos en su representación teatral. Como se dice por Valencia 'mentres més sucre més dolç' (más dulce cuanta más azúcar). Según el recorrido, el número de participantes o los kg de pólvora, el espectáculo deviene más grandioso. Te contamos más cosas si quieres, pormenores y pequeños secretos...

Próximamente más