El método

  Los puntos sencillos y claros:

Localizar y subsanar errores.

- Aplicar las correcciones a vuestro producto.

- Las imágenes que se generen dentro de la formación pasarán a vuestra disposición.

- Asesoramiento del equipo ideal y económico que responda vuestras necesidades. 

Gestionar de manera correcta el B.I.

- Editar correctamente vuestras imágenes.

Soluciones fáciles

Correcta toma de la fotografía:

-Concepto. Enfocar, desenfocar. Publicidad 

El archivo:

- Dimensiones correctas. Cualquier acción sobre una fotografía puede ser irreversible. 

La gestión del B.I.:

- Catalogar, seleccionar y elegir imágenes.

- Editar las imágenes

- Cómo guardar y no perder un B.I..

Formación

  Trabajamos con empresas que desean controlar su flujo de trabajo de imágenes porque es constante o porque resulta muy costoso contratar el servicio fotográfico de un profesional.

La idea de la formación nace para dar servicio, soporte y alcance a la imagen de calidad a empresas de trabajo vertical. Sin embargo, el método es tan sencillo y eficaz que lo hemos adaptado a cualquier tipo de empresa. Desde grandes empresas dónde unos pocos responsables asumen la gestión del banco de imágenes (B.I.), como tiendas que renuevan constantemente sus imágenes, hasta empresas como restaurantes que desean asumir un flujo constante de imágenes en su web.

Cómo lo hacemos

  Desde el principio os transmitimos una cosa clara: el servicio de formación es muy improbable que os haga fotógrafos profesionales. Pero os garantiza que las imágenes de vuestro banco, respondan a las necesidades profesionales del mercado. Hoy en día existe la falsa creencia que únicamente con el fácil acceso a buenos equipos fotográficos se pueden hacer buenas fotos. Este es uno de los más graves problemas que sufren las empresas que asumen esa parte del trabajo. 

  Hasta cierto punto es normal que el gerente de una empresa asuma y controle e incluso ejecute todo lo relacionado con su negocio, sin embargo en cierto momento de crecimiento hay que delegar esas funciones en quienes sepan hacerlo. Un ejemplo muy claro: una empresa/autónomo al principio lleva su propia contabilidad porque es relativamente fácil. Sin embargo cuando esta alcanza un cierto número de empleados y mueve una cierta cantidad de dinero, encomienda ese trabajo a una gestoría. Por dos sencillas razones: primero lo hará más rápido y mejor y segundo, que el tiempo que se 'pierde' en este tipo de cosas es tiempo que no inviertes en el desarrollo del producto directo de tu empresa.

Así pues, nosotros os vamos a enseñar ciertas claves de cómo producir y gestionar vuestro propio B.I. a lo largo de todo el proceso: desde la toma de imágenes hasta el correcto uso de ellas.

¿Por qué?

  Nos hemos dado cuenta de que hay empresas con mucho tiempo en el mercado, solventes y con una buena trayectoria y una buena cartera de clientes, que siguen usando una 'imagen' que no es buena, productiva o efectiva y que se aleja de lo que ellos son. En resumen, una imagen que no se corresponde con la realidad de la empresa o que no ayuda al crecimiento de esta. ¡Imaginad a grandes marcas como VW, Coca-Cola, etc, con una imagen mediocre!

  Nuestro primer cliente nos pidió que con las imágenes que tenían en su banco realizáramos un catálogo. Después de revisar cientos de imágenes nos reunimos con ellos y tuvimos que dar la siempre incómoda noticia de que el 95% de sus imágenes eran inservibles.

¡Eso es lo que queremos evitar!

En aquel caso significó haber tomado imágenes durante más de una década, que comercial o publicitariamente no tenían valor alguno.

¿Qué?

  Nuestros servicios son aquellos que necesitéis.

- Formación para la gestión de vuestro B.I.

- Sesiones fotográficas de vuestro producto.

- Venta de imágenes para vuestro B.I.

- Edición de catálogos. Imágenes para web.

- Asesoramiento de la imagen que dais y la que debierais dar.

- Renovar vuestro B.I.

Las fases

  El proceso de formación y el poder conseguir que vuestro esfuerzo de resultados, se basa principalmente en una cosa: vuestra propia implicación. Aunque las fases de la formación son específicas según la necesidad de la empresa, siempre responde a unos puntos claves comunes.

1. Estudio de la empresa. Necesidades y objetivos. El producto. Estructura de la formación.
2. Puntos básicos de la imagen. Su necesidad. ¿Por qué no funciona vuestro B.I.?
3. La toma fotográfica: pequeños errores, soluciones fáciles.
4. Subsanar errores sencillos pero vitales. Sesiones prácticas con vuestro producto.
5. Cómo editar un archivo fotográfico. Cómo gestionar un B.I.. El entorno informático. Aplicaciones.
6. Conservar tu B.I. de manera eficiente.
7. ¿Y para qué? Catálogos, publicidad, cartelería, grandes imágenes.
8. Asesoramiento del equipo fotográfico básico para generar vuestra imagen.

La toma es el punto crítico donde los errores que se cometen son insalvables. Lo peor - o mejor - de estos errores es que son fácilmente localizables y muy sencillos de subsanar. 

No tendría sentido formar a alguien sin hacer fotografías. Y tendría poco sentido hacer fotografías para formar a una empresa, si estas no son de su propio producto. Así pues, a lo largo del proceso formativo se generarán por nuestra y vuestra parte imágenes publicitarias de vuestro producto. Estas imágenes pasan directamente a vuestro propio B.I..

 

 

No en todas las empresas hay una postproducción constante. Es decir, no siempre el uso de las imágenes es constante. Lo que no se puede permitir ninguna empresa es que cuando necesite su B.I. éste no tenga la calidad que se necesita. Es probable que la gestión del B.I. o preparar una imagen suponga para la empresa un lío. Esto es obvio puesto que no siempre se disponen de los conocimientos adecuados y sobretodo porque se manjan aplicaciones y parámetros muy amplios. Esta suele ser la parte del flujo más incómodo para la empresa. Nosotros os damos la formación básica para afrontarlo y os proponemos distintas soluciones. Elaboramos contratos de mantenimiento y ayuda a la gestión de vuestro B.I.. Es decir, si decidís continuar con el trabajo, os prestamos la ayuda y asistencia que sea necesaria a lo largo de un tiempo concertado y en caso de que no queráis asumir este esfuerzo, nosotros lo asumimos por vosotros, ya sea de manera continuada o de manera puntual.

Resumiendo

 Aunque el proceso es largo, está perfectamente jalonado y con los conceptos muy claros. Es por ello que nuestro método es efectivo. No porque hayamos encontrado las Américas en un nuevo método de formación, sino porque todo el proceso puede ser efectivo con los debidos controles. Es decir: hacer las cosas bien. 

Dentro de todo proceso fotográfico se distinguen tres fases:

1. Preproducción: concepto a trasmitir de la manera más eficiente. Qué, cómo, dónde, etc...

2. Toma: sesión fotográfica. Este debe ser el punto más sencillo si la preproducción es la correcta.

3. Postproducción: edición y uso de las imágenes.

 

En una empresa la preproducción es algo que parece tan obvio que se descuida. Hay que tener en cuenta que detrás de las grandes empresas hay otras grandes empresas de márketing que se encargan de ello. Además de la logística de una sesión fotográfica, lo imprescindible es un concepto que está justo entre la empresa y el cliente en el entorno de la imagen. Y este es el lenguaje fotográfico. Es muy difícil conseguir vender un producto a un cliente si no hablas su mismo idioma.